Central hidroeléctrica Francisco Morazán-El Cajón

La central hidroeléctrica Francisco Morazán también conocido como “El Cajón” en Honduras está situada en el curso del río Humuya, en el departamento de Cortés, Honduras y es la planta hidroeléctrica y de control de inundaciones mas grande de Honduras, de la que se obtiene la mayor parte de la energía del país.
 
Es la primer Central hidroeléctrica construida en el Honduras, se hicieron estudios ambientales para la construcción de la represa durante aproximadamente 15 años, después se comenzó a construir el 15 de junio de 1980 y se concluyó en 1985, el costo total de su construcción fue de 775 millones de dólares, con una capacidad para generar 300 megavatios y durante muchos años abasteció mas del 100 % de la demanda energética del país. Bajo el manto de agua y en las entrañas de la piedra caliza, El Cajón alberga 13 kilómetros de túneles. Su vida económica es de 50 a 100 años, aunque su periodo de servicio es mayor. 
 
La central tiene una casa de maquinas excavada en una gran caverna dentro de una montaña. La extensión de la casa de maquinas es de 110 metros. Esta equipada con cuatro grandes turbinas de eje vertical tipo Francis. Cada turbina esta acoplada a su respectivo generador para producir 75,000 kilovatios con un total de 300,000 Kvh. en su primera fase. Cada turbina tiene una velocidad nominal de 300-rpm.
 
La cortina del cajón tiene una altura de 226 metros.
 
Cada turbina, para detenerse en su totalidad, requiere 16 minutos. La altura de la central hidroeléctrica equivale a cuatro hoteles Holiday Inn, según el gerente de El Cajón (741 pies de altura, desde la base hasta la cresta de la cortina).
 
Para construir la central se usaron 9 millones de bolsas de cemento del tipo “Portland”. Como 5 años se requirió para completar el proyecto. También, hubo necesidad de construir una gran planta de refrigeración para enfriar el agua circulando en los miles de metros de cañería enterradas en la estructura de hormigón de la cortina para mantener una temperatura constante y apropiada durante el proceso de poner el concreto y su curado (La temperatura generada por la curación del concreto debe de mantenerse bajo un estricto control constante para evitar el resquebrajo del material o concreto.)
 
En la cortina encontramos los sensores especiales para la detección de movimientos sísmicos, medición de la presión hidrostática ejercida por el lago artificial; y para detectar aceleraciones estáticas de la estructura en si. Estos detectores tienen una altura de una casa de 2 pisos, y están conectados vía satélite con el centro de huracanes en Miami, Florida. También, se puede notar en la cresta una grúa especial limpia rejas y un camión, color rojizo, de la estatal de electricidad, Empresa Nacional de Energía Eléctrica, ENEE.
 

Hola, soy Alberto Pinto Ingeniero Civil, Fundador y Editor de www.IngenieriaReal.com, si es la primera vez que visitas este sitio, te invito a que te registres en la parte de abajo en la barra lateral de este blog para que pueda enviarte más información gratuitamente a tu email y algunas plantillas de diseño en Excel que les estaré enviando solamente a los suscritos.

Facebook Twitter Google+ YouTube