Tipos de pozos para extraer agua subterránea

Los tipos de pozos de perforación para extraer agua subterránea de forma artificial, se clasifican de una manera simple en verticales y horizontales:

Pozos verticales

  • Pozos perforados
  • Pozos hincados
  • Pozos excavados
  • Pozos taladros

tipos de pozos de perforacion

Pozos perforados

Son aquellos, en los cuales se utiliza maquinaria con diferentes tipos de rocas, para diferentes tipos de materiales, identificados en la fase de investigación, utilizando para ello también diferentes metodologías para su perforación:

  • Brocas de tungsteno con diamante (para Rx muy duras).
  • Brocas de tungsteno con carburo (para Rx medias a duras).

Metodología para la extracción de los sedimentos triturados:

Siendo esta una de las actividades más importantes de la perforación, ya que es la forma de poder extraer todo el material de corte dentro del pozo aprovechando simultáneamente la recuperación de estas muestras cada 5 m o cada metro, dependiendo del interés del geólogo para elaborar el perfil litológico del pozo, que nos da finalmente la secuencia estratigráfica de los diferentes tipos de Rx.

Esta metodología también depende del tipo de material de la Rx que se está cortando:

Rocas duras, que presentan paredes estables del pozo, se pueden usar las siguientes metodologías:

  • Perforación con aire comprimido que va a sopletear todo el material, desde el fondo, siempre ligado a un ciclo de agua a presión.
  • Perforación con espumas o tipos de detergentes.

Arenas / Arcillas

Lodos bentoníticos, los cuales van a servir por la propiedad de cohesión a extraer los sedimentos en suspensión, y al mismo tiempo de acuerdo a la viscosidad del lodo se adhieren a las paredes del pozo para protegerlas contra el colapso.

Pozos hincados

Consiste en la colocación de tuberías generalmente galvanizados y de alta resistencia con una punta en su extremo interior o una punta en sistema de rejilla, las cuales se van hincando a golpes, generalmente en estratos arenosos en los cuales cualquier otra perforación no soportaría mantener sus paredes estables, por lo tanto la tubería va quedando inmediatamente instalada; con la única desventaja de que son tuberías de diámetros 2″ a 3″ y para profundidades muy someras máximo 10-15 m, que restringe el caudal a explotar por el tamaño de la bomba a instalar.

Pozos excavados

Son pozos artesanales conocidos también como pozo malacate, ya que son operados manualmente mediante bombas de mano o bien simplemente la extracción de agua con un recipiente amarrado de un lazo o mecate. Generalmente son pozos de diámetros mayores de 1 m y poco profundos.

Pozos taladros

Es una metodología de perforación utilizada generalmente en suelos blandos limos o también en suelos granulares mediante un sistema helicoidal similar a un tornillo llamado Auger, en el cual va sacando el material, enrollado en el tornillo previa instalación de una tubería de ademe. También esta es una perforación poco profunda.

Pozos horizontales

Existen diferentes estructuras de la roca:

  • Una primaria
  • Y otra secundaria

Las primarias se forman directamente al mismo tiempo que se origina la roca, y estará relacionado siempre al sistema poroso o de vacíos, y las estructuras secundarias estarán relacionadas a las fracturas de las rocas que se forman posterior al origen de las rocas.

Ambos sistemas de estructuras dan como resultado un porcentaje de porosidad o vacíos que al estar comunicados entre sí nos forman una permeabilidad primaria, para las estructuras porosas y una permeabilidad secundaria para las siguientes:

  • Fracturas
  • Fallas
  • Karst (Discontinuidad de la estructura secundaria)

Existen casos en los cuales es necesario realizar perforaciones horizontales o sub-horizontales, los cuales son utilizadas principalmente para extraer agua del sistema de fracturas de las rocas actuando como drenaje.

Cuyas funciones realizan principalmente el de sacar las aguas internas en las rocas para rebajar o reducir el nivel freático, de tal manera que la carga hidrostática subterránea no cause presión y empuje sobre los bloques de las rocas, al mismo tiempo reduzca el efecto de lubricación dentro de los planos de las fracturas de las rocas, que en ambos casos serán motivo y elementos importantes de estabilización que puedan provocar potenciales de aludes o deslizamientos.

Galerías de infiltración

Son estructuras subterráneas que sirven para la captación de aguas subterráneas a profundidades someras de 3-5 m, siempre y cuando sea viable o factible constructivamente; se construye en las zonas de depósitos aluviales en las cuales estén conectados con una fuente de recarga permanente principalmente los ríos, por lo tanto son estructuras filtrantes adyacentes a los ríos.

La galería de infiltración consiste en la instalación de tuberías perforadas empacadas alrededor de ellas con material de arenas y gravas de acuerdo a una granulometría previamente graduada para calcular así la velocidad de infiltración del agua hacia las tuberías, calcular el área de entrada y así calcular el caudal de salida de acuerdo a la Ley de Darcy.

Ley de Darcy

Establece que el caudal Q que es capaz de atravesar un medio permeable es proporcional al área del paso del medio permeable (A) el cual es normal al flujo y también al gradiente de niveles piezómetros entre la entrada y la salida del flujo del medio permeable.

La Ley de Darcy es aplicable a todos aquellos acuíferos de permeabilidad primaria, medios porosos granulares que van a presentar normalmente el equivalente a un flujo laminar, por lo tanto van a estar muy relacionados al movimiento de aguas subterráneas de los acuíferos libres, que generalmente están conformados por arenas o sedimentos que están conectados directamente a la presión atmosférica; en algunos casos, cuando los acuíferos presentan una permeabilidad secundaria generada por estructuras de fracturas muy abiertas, fallas o cavernas de karst van a presentar altas permeabilidades pero su flujo puede convertirse de laminar a turbulento.

Número de Reynolds

Relación del régimen laminar con la velocidad del flujo y se define como una constante y es adimensional.

El cálculo del número de Reynolds:

R=vdρ/μ
v= velocidad [m/día] del caudal Q
µ= viscosidad del agua
ρ= densidad del flujo
d=masa especifica definida por el tamaño representativo del grano del medio poroso (arenas-gravas)

Los valores de R cuando sean mayores de 10, estamos en presencia de un flujo turbulento, por lo tanto ya no es aplicable la Ley de Darcy y se utiliza la ecuación de continuidad, la cual está basada en la igualdad de un flujo estacionario donde el caudal de entrada es igual al caudal de salida

Tipos de régimen de flujo de las aguas subterráneas

Régimen permanente

Relacionado a un flujo laminar, e igualmente está relacionado a un medio en el cual alcanzará un punto de equilibrio producto de un sistema de recarga directa ya sea por conexión directa a un río o a cualquier fuente de agua superficial.

Generalmente este tipo de condiciones estarán relacionados a los acuíferos libres y acuíferos semiconfinados cuyos valores del Número de Reynolds también sean valores intermedios entre 10-60, considerando que los mayores de 60 son estrictamente flujos turbulentos.

Régimen no permanente

Movimientos de aguas subterráneas artificiales generadas por el bombeo, y que nunca van a presentar una condición de equilibrio debido a una recarga directa, por lo tanto su caudal de bombeo deberá limitarse al caudal de recarga calculado según el balance hídrico y lo disponible como coeficiente de almacenamiento.

Lo anterior significa que en un régimen no permanente, se tiene que utilizar la zona de almacenamiento de acuerdo al Hidrograma unitario para alcanzar la recarga del pozo y lograr una “cuasi estabilización”.

Curva de abatimiento versus tiempo

Esta curva es obtenida de una prueba de bombeo, donde se muestra la “zona de no equilibrio”, equivalente al régimen no permanente y que está representado por el continuo descenso a lo largo de un tiempo de bombeo hasta alcanzar su “zona de equilibrio y estabilización”, pasando a un movimiento de régimen permanente (es cuando se estabiliza el pozo).

Existen diferentes condiciones del movimiento de aguas subterráneas las cuales se identifican para el cálculo final de los parámetros hidrogeológicos requeridos:

  • Caudal máximo de explotación (Q máx.)
  • Transmisividad del flujo subterráneo (T)
  • Coeficiente de almacenamiento (S)

Condición de cálculo:

  • Para acuíferos libres.
  • Para acuífero confinado.
  • Para acuífero semiconfinado.
  • Para acuífero con recargas verticales (infiltración directa de la precipitación).
  • Para acuífero con recarga directa de ríos, lagunas, lagos, embalses.
  • Para acuíferos con bordes / fronteras (fallas).
  • Para acuíferos en islas.

Condiciones de Borde

En el cálculo hidráulico de las aguas subterráneas se presentan una serie de condiciones isotrópicas y homogéneas, anisotrópicas y limitadas.

Para cada uno de los diferentes acuíferos identificados, se presentan una serie de condiciones de borde que nos indica y definen el tipo de fórmulas a utilizar conociendo sus límites, bordes o fronteras, los cuales pueden ser:

Límites de borde:

  • Recarga directa de un río
  • Presencia de fallas
  • Radio de influencia de otros pozos
  • El mar
  • Condiciones petrológicas
  • Extensión infinita

Recarga directa de un río

En este caso se manifiesta que durante el bombeo se produce una serie de descensos o abatimientos dentro del pozo, estando dentro de un régimen no permanente y de no equilibrio, hasta que su cono de abatimiento alcanza la recarga directa del nivel el río invirtiendo por lo tanto, el flujo del nivel freático, alcanzando de esta manera un estado de equilibrio o de estabilización del nivel de bombeo o del abatimiento dentro del pozo, en el cual el caudal de bombeo está equilibrado con el caudal de recarga por la conexión directa del río.

En este momento la estabilización se convierte en un régimen permanente, en el cual se obtiene una sostenibilidad del acuífero con un abatimiento estable en un tiempo definido.

Presencia de fallas

Las fallas pueden ser:

  • Abiertas y permeables
  • Abiertas y rellenas de materiales impermeables
  • Cerradas con baja permeabilidad
  • Cerradas e impermeables

Por lo tanto, las fallas pueden tener diferentes influencias o condiciones de borde:

Si son abiertas y permeables, se pueden convertir en tomas de recargas hacia el acuífero, convirtiéndose el movimiento del agua subterránea en un régimen permanente y de equilibrio, si la falla es impermeable o casi impermeable, la zona de falla será una barrera que interrumpe el avance del cono de influencia, el cual va a evitar una estabilización directa del abatimiento dentro del pozo, manteniéndose en este caso, un régimen no permanente y por lo tanto de no equilibrio, lo cual se observa e identifica con el análisis de una prueba de bombeo, en el cual se observa incidencia si es recarga o si es una barrera.

Una prueba de bombeo se realiza bajo las variables de abatimiento contra tiempo, donde la mayoría de los métodos se utiliza papel similogarítmico, en la cual a la variable del tiempo, tendremos los ciclos logarítmicos, y la variable de abatimiento, una ordenada aritmética.

La curva de estabilización por recarga del río será una curva asintótica con una pendiente horizontal.

Radio de influencia de otros pozos

En un campo de pozos donde puede existir por requerimientos de demanda, cierta cantidad de pozos cuyo radio de influencia durante el bombeo puede interponerse entre sí, realizando así, ciertos efectos en los abatimiento de cada pozo.

Razón por la cual es muy importante calcular inicialmente el radio del cono de abatimiento de cada pozo, lo que significa la ejecución de una prueba de bombeo en forma individual de cada pozo, inclusive tomando mediciones de cualquier posible descenso o abatimiento en los pozos adyacentes.

Sirviendo mucho en estos casos, los sondeos geotécnicos, que han sido utilizados posteriormente como pozos de observación, pero en las lecturas piezométricas de los niveles del agua dentro del pozo de observación, antes, durante y después de la prueba de bombeo; finalmente deberán ejecutarse pruebas de bombeo simultáneas en cada pozo para verificar así la red influencia de afectación de sus conos de abatimiento, y principalmente su nivel dinámico de bombeo máximo adentro del pozo hasta alcanzar su estabilización.

Conexión con el mar

En los pozos, generalmente en las zonas costeras donde tendremos acuíferos libres, se deberá tener cuidado en la ampliación del cono de influencia para evitar el contacto con la intrusión salina, que puede producirse por un bombeo extra que invierta el cono de abatimiento para introducirse agua salada.

Condiciones petrológicas

Pueden existir condiciones petrológicas que consisten en la variación lateral de diferentes tipos de rocas, sus condiciones geotécnicas de dureza, porosidad o permeabilidad y su composición litológica, con respecto a la composición del acuífero en cuyos casos la roca impermeable lateralmente afecta, produciéndose un efecto barrera troncando, la ampliación del cono de abatimiento, cariando así su régimen de movimiento de aguas subterráneas dentro de un sistema no permanente.

Extensión infinita

Esta será una condición homogénea e isotrópica aplicada especialmente para un régimen permanente, de equilibrio de flujo laminar y relacionado principalmente con los acuíferos libres o a la tabla de agua.

La condición de los límites utilizados en los modelos matemáticos de los análisis de las pruebas de bombeo, para este tipo de acuíferos con una extensión horizontal infinita, por lo tanto sus límites serán de cero a infinito.

Conclusiones de las condiciones de borde

De inicio, un acuífero se considera homogéneo e isotrópico (iguales condiciones en el entorno principalmente de tipo físicas e isotrópicas debido a igualdades en su condición geológica), por lo tanto esta condición nos exige un acuífero homogéneo e isotrópico de extensiones infinitas.

Se pueden presentar diferentes condiciones de bordes, limites, fronteras o barreras que pueden ser permeables o impermeables.

Las condiciones de borde pueden ser recargas directas de quebradas, ríos, lagos, lagunas o embalses. En las cuales tendremos un abastecimiento subterráneo que nos definirá un régimen de flujo permanente.

Las condiciones de borde o de frontera podrán ser petrológicas. Debido a las condiciones de discontinuidades geológicas, ya sea por cambios de tipos de rocas, por la presencia de fracturas abiertas o cerradas o la presencia de fallas también cerradas, abiertas o rellenas de sedimentos litificados que presentan una condición impermeable.

Sin embargo, cuando es abierta podrá tener una condición de alta permeabilidad, condiciones que modifican los regímenes de flujos subterráneos manifestando generalmente en estos casos, caudales de flujos no permanentes.

Considerando las diversas condiciones geológicas que se presentan en los acuíferos, presentando diferentes situaciones del movimiento hidráulico subterráneo y partiendo de la base de un acuífero homogéneo, isotrópico y de extensión infinita, por lo tanto el análisis hidráulico de todo este movimiento de las aguas subterráneas es tratado de diferentes puntos de vista de acuerdo a sus limitaciones o condiciones de bordes fronteras o barreras respectivas, seguidamente presentamos las diferentes condiciones:

Condiciones de análisis para cada uno de los regímenes de cada acuífero:

  • Flujo no permanente, hacia un pozo que penetra completamente un acuífero confinado.
  • Flujo permanente, hacia un pozo que penetra completamente un acuífero artesiano.
  • Flujo no permanente, hacia un pozo construido en un acuífero a tabla de agua (acuíferos libres).
  • Flujo permanente, hacia un pozo construido en un acuífero libre.
  • Flujo no permanente, hacia un pozo que penetra completamente un acuífero semi-confinado.
  • Flujo permanente, hacia un pozo que penetra completamente un acuífero semi-confinado.

Para cada uno de estas diferentes condiciones de diferentes regímenes de flujo, se han identificado diferentes fórmulas que han variado algunos parámetros para considerar cada una de las condiciones de borde desde un acuífero con extensión infinita hasta acuíferos o recargas directas por ríos, lagos, lagunas o embalses, por recargas verticales debido a la infiltración directa de la lluvia y también debido a las barreras que se puedan presentar por las discontinuidades geológicas (fracturas o fallas), ya sean estas permeables o impermeables.

Nombres de las ecuaciones de diferentes métodos aplicados a cada una de estas condiciones:

  • THEIS
  • JACOB
  • THIEM
  • CHEN
  • PAPADOPULUS & COOPER
  • GLEE – JACOB
  • DUPUIT FOR CHHEMER

Flujo no permanente, hacia un pozo que penetra completamente un acuífero confinado.

De inicio hay que considerar que la perforación de un pozo debe penetrar completamente el espesor de un acuífero, una vez que haya sido determinado el tipo de acuífero.

Considerando un acuífero confinado homogéneo isotrópico y de extensión infinita el cual no está en contacto con ninguna zona de recarga.

Theis

Está basada en un modelo matemático para acuíferos homogéneos e isotrópicos bajo las siguientes condiciones:

  • Se considera un acuífero horizontal y de espesor constante (de extensión infinita).
  • Caudal de bombeo debe ser constante.
  • No hay goteo (debido a que no hay una recarga directa, ni lateral, ni vertical, producto de la infiltración debido a la precipitación se considera que no habrá goteo vertical).
  • Se considera el análisis para un diámetro de un pozo pequeño considerando así que no habrá almacenamiento en el pozo, esto significa que si existe influencia en el diámetro del pozo en los cuales se tienen caudales bajos para diámetro pequeños, variando en un diámetro de 6” a 8” en la tubería, para caudales desde 20-150 gpm, para 6” y hasta 300 gpm de 8”; considerándose los diámetro mayores 10”, 12” y 14” de diámetro de tubería para caudales altos de explotación.
  • El pozo debe penetrar todo el acuífero.
  • Antes del bombeo la carga piezométrica en el acuífero es la misma en cualquier punto del acuífero al considerarlo un acuífero horizontal.
  • El almacenamiento en el acuífero es proporcional a la carga hidráulica.
  • Flujo permanente, hacia un pozo que penetra completamente un acuífero artesiano.
  • Flujo no permanente, hacia un pozo construido en un acuífero a tabla de agua (acuíferos libres).
  • Flujo permanente, hacia un pozo construido en un acuífero libre.
  • Flujo no permanente, hacia un pozo que penetra completamente un acuífero semi-confinado.
  • Flujo permanente, hacia un pozo que penetra completamente un acuífero semi-confinado.

Título: Tipos de pozos para extraer agua subterránea
Descripción: Descubre los diferentes tipos de pozos de perforación para extraer agua subterránea de forma artificial. ¡Aprende más aquí!

Respuestas a las preguntas más frecuentes: correos y comentarios despejados

¿Cómo se clasifican los pozos de agua?

Los pozos de agua se pueden clasificar de diferentes maneras:

1. Según el origen del agua:
– Pozos de agua subterráneos: obtienen agua de acuíferos subterráneos.
– Pozos de agua superficiales: obtienen agua de cuerpos de agua como ríos, lagos o embalses.

2. Según la función:
– Pozos de agua potable: suministran agua para consumo humano.
– Pozos de agua agrícola: utilizados para el riego de cultivos.
– Pozos de agua industrial: proveen agua para procesos industriales.

3. Según el método de extracción:
– Pozos de agua excavados: se construyen excavando manualmente o con maquinaria.
– Pozos de agua perforados: se realizan mediante la perforación de un pozo profundo en el subsuelo.

¿Cuáles son los tipos de perforación de pozos?

Los tipos de perforación de pozos son:

– Perforación convencional: Se utiliza una plataforma de perforación para perforar el suelo y alcanzar el nivel de agua subterránea.

– Perforación direccional: Se utiliza cuando se requiere perforar el pozo en un ángulo específico o desviarse de la vertical. Es comúnmente utilizado en la exploración de petróleo y gas.

– Perforación con cable: Se utiliza un cable de acero para perforar el suelo. Es más adecuado para suelos blandos y poco profundos.

– Perforación por rotación inversa: Se utiliza para perforar suelos duros y rocas. El fluido de perforación se bombea en sentido contrario al de la rotación para extraer los recortes.

– Perforación con martillo en fondo: Se utiliza un martillo accionado por aire comprimido o fluido para golpear la broca y perforar el suelo.

El tipo de perforación de pozo más adecuado depende de las características del terreno y del propósito del pozo.

¿Cómo se les llama a los pozos?

Los pozos también se les llama “perforaciones” o “pozos de agua”.

¿Qué es un pozo tipo S?

Un pozo tipo S es un tipo de pozo utilizado en la exploración y extracción de petróleo y gas.

Se caracteriza por tener una forma curva en lugar de seguir una trayectoria vertical o recta. Este diseño permite alcanzar formaciones geológicas específicas y maximizar la recuperación de hidrocarburos.

¿Cómo sacar agua subterránea?

Para extraer agua subterránea, se pueden seguir estos pasos:

– Perforación de pozos: Se debe perforar un pozo en el suelo hasta alcanzar el nivel del agua subterránea.

– Instalación de una bomba sumergible: Se coloca una bomba sumergible en el pozo para extraer el agua de forma eficiente.

– Conexión a un sistema de tuberías: Se conecta la bomba sumergible a un sistema de tuberías que llevará el agua extraída al lugar deseado.

– Instalación de un sistema de almacenamiento: Es posible instalar un tanque de almacenamiento para almacenar el agua subterránea extraída y utilizarla según sea necesario.

Tener en cuenta las regulaciones locales y obtener los permisos necesarios antes de llevar a cabo cualquier actividad de extracción de agua subterránea. Se recomienda contar con la asesoría de expertos en la materia para garantizar una extracción segura y eficiente.

Broca para pozo artesanal

Para perforar un pozo artesanal, generalmente se utiliza una broca de tipo manual o una motorizada, dependiendo de la profundidad y el tipo de suelo.

Las brocas manuales pueden ser de tipo cincel, espiral o de concha, y son adecuadas para suelos más blandos y para pozos poco profundos.

Si el suelo es más duro o se necesita un pozo más profundo, se podría necesitar una broca motorizada, como una de tipo tricono o una broca de diamante, que son utilizadas en equipos de perforación más avanzados.

La elección de la broca adecuada también dependerá del diámetro que se desee para el pozo y si se va a instalar un revestimiento, que es el tubo que mantiene el pozo abierto y evita que se derrumbe.

Aquí hay algunas consideraciones generales al elegir una broca para un pozo artesanal:

Tipo de suelo: Para suelos blandos, como tierra o arcilla, una broca de tipo espiral puede ser suficiente. Para suelos con grava o roca, se necesitará una broca más resistente, como una de dientes de carburo o de diamante.

Profundidad del pozo: Para pozos superficiales, las brocas manuales son prácticas. Para pozos más profundos, se necesitarán brocas diseñadas para taladros motorizados.

Diámetro del pozo: El tamaño de la broca debe coincidir con el diámetro deseado del pozo.

Presupuesto: Las brocas manuales son generalmente más baratas que las motorizadas, pero también son más laboriosas y toman más tiempo para perforar.

Acceso al lugar: Si el lugar donde se va a perforar es de difícil acceso, se podría preferir herramientas manuales o equipos portátiles motorizados.

Si estás buscando una broca para un proyecto específico, sería ideal saber más sobre el tipo de suelo, la profundidad a la que necesitas llegar y el diámetro del pozo para disponer de brocas específicas para tal fin.

¿Cómo se hace un pozo de agua?

Para construir un pozo de agua, sigue estos pasos:

– Evalúa la ubicación: Busca un lugar adecuado para el pozo, lejos de fuentes de contaminación y lo suficientemente profundo para alcanzar el agua subterránea.

– Obtén los permisos: Verifica los requisitos legales y obtén los permisos necesarios para construir un pozo de agua, ya que las regulaciones pueden variar según la ubicación.

– Contrata a un profesional: Es recomendable contratar a un perforador de pozos con experiencia para asegurarte de que el trabajo se realice correctamente y de manera segura.

– Perforación: El perforador utilizará una maquinaria especializada para perforar el pozo hasta alcanzar el acuífero subterráneo. La profundidad dependerá de la ubicación y las características geológicas.

– Revestimiento: Se instalará un revestimiento en el pozo para evitar el colapso de las paredes y prevenir la contaminación del agua. El tipo de revestimiento dependerá de las condiciones geológicas locales.

– Instalación de la bomba: Una vez finalizada la perforación, se instalará una bomba en el pozo para extraer el agua. La elección de la bomba dependerá del caudal y la profundidad del pozo.

– Pruebas y tratamiento del agua: Se realizarán pruebas para evaluar la calidad del agua y en caso necesario, se aplicarán tratamientos para asegurar que sea segura para el consumo humano.

Abatimiento de un pozo de agua

El abatimiento de un pozo de agua se refiere a la disminución del nivel del agua en un pozo después de extraer agua de él.

Puede ser causado por el bombeo excesivo o la extracción de agua a un ritmo más rápido de lo que el acuífero puede recargar.

El abatimiento del pozo puede tener efectos negativos en los recursos hídricos subterráneos, como la reducción de los niveles de agua en pozos cercanos, la intrusión de agua salada en acuíferos costeros o la disminución de los caudales de los cuerpos de agua conectados.

Es importante monitorear y controlar el abatimiento del pozo para garantizar un uso sostenible de los recursos hídricos.

¿Cómo se forman los acuíferos subterráneos?

Los acuíferos subterráneos se forman a través del proceso de infiltración del agua en el suelo.

Cuando llueve o se produce un exceso de agua en la superficie, parte de esa agua se filtra a través del suelo y se acumula en los espacios porosos y fracturas de las rocas subterráneas.

A lo largo del tiempo, esta agua se va acumulando en capas subterráneas y forma los acuíferos. Los acuíferos subterráneos son importantes fuentes de agua dulce y pueden ser utilizados a través de pozos para abastecer tanto a las comunidades como a la agricultura y la industria.

¿Cómo extraer agua subterránea?

La extracción de agua subterránea se realiza a través de pozos o sistemas de bombeo.

Broca para pozo artesanal

Una broca para pozo artesanal es una herramienta utilizada para perforar pozos de agua de forma manual. Es esencial para excavar agujeros en la tierra y llegar a las capas acuíferas subterráneas. La broca está diseñada para penetrar el suelo y extraer tierra y rocas mientras se avanza en la perforación del pozo. Al usar una broca para pozo artesanal, es importante seguir los procedimientos de seguridad adecuados y tener el equipo correcto para garantizar un proceso eficiente y seguro.

¿Cuántas capas de tierra para encontrar agua?

Generalmente, se requieren varias capas de tierra para encontrar agua, pero la cantidad exacta puede variar dependiendo de la ubicación y las características geológicas.

¿Cómo es la extracción de agua subterránea por bombeo?

La extracción de agua subterránea por bombeo se realiza mediante el uso de bombas que succionan el agua desde un pozo o un acuífero subterráneo. Este proceso se utiliza para obtener agua potable, riego agrícola, abastecimiento industrial y otras necesidades.

¿A qué profundidad se encuentra el agua subterránea?

La profundidad del agua subterránea puede variar dependiendo de varios factores, como la ubicación geográfica y las características del suelo. No existe una respuesta única para determinar la profundidad exacta del agua subterránea, ya que puede variar significativamente de un lugar a otro. Se requiere un estudio hidrogeológico específico para determinar la profundidad del agua subterránea en una ubicación específica. Te recomendaría contactar a un especialista o a una entidad local encargada de recursos hídricos para obtener información precisa sobre la profundidad del agua subterránea en tu área.

Caja de Autor Minimalista
Avatar
👨🏻‍💻 Alberto Pinto


🚧 Ingeniero Civil, Diseñador Web, Evaluación de Riesgos en Urbanizaciones, Asesor Inmobiliario, Fotógrafo, Videógrafo, Blogger, Fundador y Director de IngenieriaReal.com

🇭🇳 Blog de Ingeniería Civil & Tecnología
🔶 Hojas de cálculo, clic aquí 🔶

14 comentarios en «Tipos de pozos para extraer agua subterránea»

  1. Está muy bueno todo, yo tengo un taladrito pequeño, perforo hasta 100 metros estoy en Venezuela estado Anzoátegui… Teléfono: 04267855663.

    Responder
  2. Buen día, estoy interesada en abrir un pozo subterráneo en Palomino, Guajira Colombia. Cómo nos pueden asesorar. Gracias. Gloria

    Responder
  3. Me intereso por saber si se puede en mi terreno ubicado en San Nicolas, El Oro, Estado de México, extraer agua a través de un pozo profundo. ¿me podrían brindar asesoramiento?

    Responder
  4. Hola! Felicitacionea por maravillosas informaciones. Son de extraordinaria ayuda para la colectividad mundial. Máxime, ahora que, lamentablemente, cada día la sequía se acresienta y la falta de agua es mayor. Nuevamente les felicito y sigan adelante con sus investigaciones para el bien del planeta y sus habitantes. Saludos!

    Responder

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $ 0.00
error: ¡El contenido está protegido!